Translate To:

lunes, 3 de enero de 2011

Textos Alternativos

Publica aquí tus Textos Alternativos seguido de la dirección de tu blog.


2 comentarios:

Noelia dijo...

No me pidas que celebre un aniversario, fin de año o mi cumpleaños. Al fin y al cabo estás celebrando una cifra. ¿O no? No pretendas que en las tartas prenda fuego a un par de números, o que crea en la picardía de un martes 13. No lograrás convencerme de que a los 18 eres adulto o de que por estadística no llegaré a los 100. No conseguirás hacerme creer que hay "Mujeres 10" o niñas que no valen 1 duro. Ni siquiera puedes asegurar que con un 9,85 en Medicina ganaré un premio nobel por conseguir la cura al cáncer. No podrás evitar que me sienta inerte cuando los autores de mis exámenes son 8 dígitos y una letra, o DNI. Somos números. Incluso a pesar de lo mucho que te reproche, el 31 del 12 del 2011 a las 23:59 cobardemente temblarás por miedo a la muerte. Sólo pediría que 1 de los 3 famosos deseos del genio, fuera no tener que depender de las figuras amorfas que alguien inventó para dar a luz a las matemáticas. Aunque pensándolo bien, para eso tendríamos que quedar en una fecha. Y a una hora.

http://ultimaenmiespecie.blogspot.com/

Soy.fruto.de.tu.Imaginación. dijo...

Summa cavea.

Hay veces en que haces las cosas mal, y tu conciencia te lo recuerda con cada suspiro.
Pero hay días en que todo escapa de tus manos y te sientes débil e impotente.
Tengo que poder.
No volveré a fallar.
Y fallas.
Y sientes que todo está fuera de tu alcance, pero que has sido tú la culpable de dejarlo ir.
Sientes que más que defraudar a quien hieres, te defraudas a ti misma.
Y eso bloquea. Hunde. Duele.
Por otras personas harías lo imposible.
Y por ti no.
Por la gente que te rodea moverías cielo y tierra con tal de no cesar.
Pero por ti, a la primera va la perdida.
Uno, dos, tres, contra el suelo.
Uno, dos, tres, contra el suelo.
Tu voluntad aún está de resaca y olvidó desatarte las manos de la cama.
Olvidó cerrar la cremallera de tu pecho y ahora se te escapa la vida.
Y tienes un asiento de honor en la summa cavea.
Para observar, y no actuar.
¡Que empiece la función!
...Y vuelves a fallar.

http://soyfrutodetuimaginacion.blogspot.com/